Reportajes

/, Coronavirus, Pensiones/Con distancia y mascarilla, los pensionistas retoman este 7 de septiembre sus concentraciones de los lunes

Con distancia y mascarilla, los pensionistas retoman este 7 de septiembre sus concentraciones de los lunes

“Nos vamos a seguir cuidando como hasta ahora hemos hecho y a la vez vamos a seguir en la calle defendiendo nuestras reivindicaciones porque lo poco que hemos conseguido y lo que todavía queda por conseguir lo vamos a ganar peleando”.

2020-09-07T15:33:20+00:004 septiembre 2020|Bilbao, Coronavirus, Pensiones|Sin comentarios

Nota de prensa: El Lunes día 7 de Septiembre el Movimiento de Pensionistas de Hego Euskal Herria nos vamos a concentrar de nuevo en tres capitales y 70 pueblos de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa a los que se sumarán más de manera escalonada.

Estos meses y tras el levantamiento del estado de alarma nos hemos movilizado y van ya 29 meses; lo hemos hecho teniendo como prioridad garantizar nuestra salud y que nadie en nuestras movilizaciones tenga el más mínimo riesgo. Tenemos mucha vida por delante y muchas cosas que cambiar para dejar a las próximas generaciones una sociedad justa, solidaria, sostenible y saludable.

Nos vamos a seguir cuidando como hasta ahora hemos hecho y a la vez vamos a seguir en la calle defendiendo nuestras reivindicaciones porque lo poco que hemos conseguido y lo que todavía queda por conseguir lo vamos a ganar peleando.

Para nosotras y nosotros, la pandemia tiene, igual que para trabajadoras y trabajadores, mujeres, jóvenes una doble cara trágica, la cara de la enfermedad y la cara de la pobreza; una pobreza que se extiende en la misma proporción en que los ricos se hacen cada vez mas ricos.

Hoy los gobiernos, tanto del Estado como de la CAV y Navarra están haciendo planes y presupuestos y exigimos que la voz y las reivindicaciones del movimiento de pensionistas de Hego Euskal Herria sean escuchadas y atendidas.

Nos van a oír exigiendo que el sistema de atención a la dependencia deje de ser un almacén de personas mayores dependientes en la que unos pocos hacen negocio con nuestros derechos y necesidades. Hoy 6 meses después de la declaración de la pandemia por parte de la OMS, muchas residencias siguen sin ser lugares seguros porque no se han adoptado las medidas y recursos necesarios para ello.

La crisis sanitaria y la crisis económica ampliada por ella está reduciendo salarios e ingresos y las reformas laborales y de pensiones que precarizan el empleo y reducen las pensiones siguen vigentes; con pensiones que ni siquiera alcanzan el SMI y están muy lejos de los 1080 euros, las personas pensionistas no pueden llegar a fin de mes ni acceder a unas condiciones de vida dignas. Las mujeres, con pensiones como la de viudedad, aún más bajas, están sufriendo con especial crudeza esta situación y se ha incrementado para ellas el trabajo de cuidados no reconocido ni pagado.

Los Gobiernos hablan de billones de euros que han puesto en circulación los Bancos Centrales, pero ni el sistema sanitario ni socio sanitario está mejorando la calidad asistencial, ni salarios e ingresos alcanzan los niveles anteriores a la pandemia, ni las pensiones mejoran.

Este mes de septiembre se vuelve a reunir el Pacto de Toledo y poco mas tarde se ratificarán los acuerdos de Bruselas y los presupuestos generales y de la CAV y Navarra. Volveremos a oír las mismas promesas y cuentos que hemos oído en los dos últimos años; pero no queremos mas promesas queremos hechos que garanticen el sistema público de pensiones y pensiones públicas dignas; queremos que las reivindicaciones que de manera reiterada hemos venido exigiendo en nuestras movilizaciones se hagan realidad y queremos que se garantice nuestro derecho a la salud y a una vida que merezca ser vivida, mejorando sustancialmente el sistema público de salud y los servicios socio sanitarios de atención a la dependencia.

Por todo ello el próximo lunes día 7 nos sobran razones para ocupar las plazas y pueblos de Euskal Herria y así seguiremos hasta conseguir nuestros objetivos.

Gobierne quien gobierne las pensiones públicas se defienden.

La movilización es nuestra garantía.

Prentsa oharra: Irailaren 7an, astelehenean, Hego Euskal Herriko Pentsiodunen Mugimenduak, elkarretaratzeak egingo ditu berriro, hiru hiriburutan eta Araba, Bizkaia, Gipuzkoa eta Nafarroako 70 herritan, pixkanaka herri gehiago atxikiko zaielarik.

Hilabete hauetan, eta alarma-egoera altxatu ondoren, mobilizatu egin gara, eta 29 hilabete daramatzagu; gure osasuna bermatzea eta gure mobilizazioetan inork arriskurik txikiena ez izatea izan dugu lehentasun. Bizitza asko dugu aurretik eta gauza asko aldatu behar dira hurrengo belaunaldiei gizarte justu, solidario, iraunkor eta osasuntsua uzteko.

Orain arte egin dugun bezala zaintzen jarraituko dugu, eta, aldi berean, kalean jarraituko dugu gure aldarrikapenak defendatzen; izan ere, lortu dugun apurra eta oraindik lortzeko dagoena borrokatuz irabaziko dugu.

Guretzat, pandemiak, langile, emakume eta gazteentzat bezala, aurpegi tragiko bikoitza du, gaixotasunaren aurpegia eta pobreziaren aurpegia; pobrezia hori gero eta aberatsago bihurtzen direnen proportzio berean hedatzen da.

Gaur egun, Estatuko, EAEko eta Nafarroako gobernuak plangintzak eta aurrekontuak egiten ari dira, eta pentsiodunen mugimenduaren ahotsa eta aldarrikapenak entzun eta aintzat har ditzatela eskatzen diegu.

Mendekotasuna artatzeko sistema, mendekotasuna duten adinekoen biltegi izateari utz diezaion aldarrikatzen jarraituko dugu, eta gutxi batzuek gure eskubide eta premiekin negozioa egin dezaten, salatu egingo dugu. Gaur, Munduko Osasun Erakundeak pandemia deklaratu eta 6 hilabetera, egoitza asko oraindik ez da leku segurua, ez baitira horretarako beharrezko neurriak eta baliabideak hartu.

Krisi sanitarioak eta krisi ekonomikoak soldatak eta diru-sarrerak murrizten ari dira, eta enplegua prekarizatu eta pentsioak murrizten dituzten lan- eta pentsio-erreformek indarrean jarraitzen dute; Lanbidearteko Gutxieneko Soldatara iristen ez diren langileak eta 1080 eurotik oso urrun dauden pentsiodunek ezin dute hilabete amaierara iritsi, ezta bizi-baldintza duinak lortu ere. Pentsioak dituzten emakumeak, alarguntasunarena kasu, egoera hori bereziki gordinki pairatzen ari dira, eta, gainera, aitortu eta ordaindu gabeko zainketa lana ugaritu egin zaie.

Banku Zentralek zirkulazioan jarri dituzten bilioika euroak aipatzen dituzte gobernuek, baina osasun-sistema eta sistema sozio-sanitarioa ez dira asistentziaren kalitatea hobetzen ari, ezta soldatak eta diru-sarrerak pandemiaren aurreko mailetara iristen ere, eta pentsioak ez dira hobetzen.

Irailean Toledoko Ituna bilduko da berriro, eta handik gutxira Bruselako akordioak eta EAEko eta Nafarroako aurrekontuak berretsiko dituzte.

Azken bi urteetan entzun ditugun promesa eta ipuin berberak entzungo ditugu berriz ere; baina ez dugu beste promesarik nahi, pentsioen eta pentsio publiko duinen sistema publikoa bermatuko duten egitateak nahi ditugu; gure mobilizazioetan behin eta berriz eskatu ditugun aldarrikapenak egia bihur daitezen nahi dugu, eta osasun- sistema publikoa eta zerbitzuak nabarmen hobetuz bizitzea merezi duen bizitzarako eta osasunerako dugun eskubidea bermatzea nahi dugu.

Horregatik, datorren astelehenean, hilak 7, arrazoi soberan ditugu Euskal Herriko plazak eta herriak betetzeko eta horrela jarraituko dugu gure helburuak lortu arte.

Gobernatzen duenak gobernatu, pentsio publikoak defendatu.

Mobilizazioa da gure bermea.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín