Reportajes

/, Coronavirus, Pobreza, Reportajes, Sinhogarismo/Berri-Otxoak denuncia: «En Barakaldo 30 personas siguen durmiendo en la calle»

Berri-Otxoak denuncia: «En Barakaldo 30 personas siguen durmiendo en la calle»

El colectivo exige “medidas inmediatas y urgentes, no sólo para hacer frente a la temporada invernal y al coronavirus, sino para dar una solución digna y definitiva a aquellas personas que se quedan en la calle desamparadas”.

2020-10-21T11:54:10+00:0021 octubre 2020|Barakaldo, Coronavirus, Pobreza, Reportajes, Sinhogarismo|Comentarios desactivados en Berri-Otxoak denuncia: «En Barakaldo 30 personas siguen durmiendo en la calle»

Por: Laura Fontalba @ladylauura

La plataforma contra la exclusión Berri-Otxoak se ha concentrado hoy ante el Ayuntamiento de Barakaldo para denunciar que decenas de mujeres y hombres están durmiendo en la calle “porque el Ayuntamiento de Barakaldo se niega a adoptar medidas integrales para solucionar el problema de las personas sin hogar”. Durante la protesta se podían ver varios carteles con lemas como: «La calle no puede ser el hogar de ninguna persona», e incluso la participación de una activista caracterizada como persona sin hogar con la frase: «El Ayuntamiento me deja sin techo».

Durante el estado de alarma, el refugio para personas sin hogar, situado en los bajos del polideportivo de Lasesarre, se trasladó a la cancha del polideportivo y acogió a 51 personas. Aunque en junio volvió a su lugar habitual y 25 personas se vieron obligadas a abandonarlo, teóricamente para trasladarse a habitaciones alquiladas y viviendas tuteladas. Lo que desde Berri-Otxoak se ha advertido como falso, pues durante todo el verano ha habido personas en la calle y ahora, llegado el frío, continuan refugiadas en cajeros como La Caixa en Eguzkiagirre, Gernikako Arbola o, en pleno centro, en la Avenida de la Libertad. De hecho, en el último recuento oficial del Gobierno Vasco, se han detectado 30 personas durmiendo en las calles de Barakaldo.

Actualmente, la capacidad del albergue es de 28 personas, cinco de ellas mujeres. Dado que, a pesar de que las mujeres sin hogar se enfrentan a una doble violencia (aporofobia y de género), el albergue exclusivo para mujeres se cerró el 24 de marzo y no se ha vuelto a abrir. Así pues, Berri-Otxoak denuncia que, en plena temporada invernal y con la segunda oleada de Covid-19, el Ayuntamiento se desentienda y, además de echar a la calle a decenas de personas, tenga desbordado el albergue municipal y no tome medidas ante los riesgos para la salud, sobre todo, causados por la Covid-19.

Berri-Otxoak recuerda, como cada año, que el 22 de octubre se conmemora el Día de las Personas sin Hogar. Criticando que, un año más, el día llega sin que el ayuntamiento «haga los deberes»; y a causa de la actual situación de covid-19: «con el agravante de poner en peligro vital a las personas sin hogar a pesar de que el año pasado dejó sin utilizar 34,8 millones de euros del presupuesto».

También ha hecho hincapié en que, mientras tanto, «el equipo de gobierno formado por el PNV, en coalición con el PSE, sigue dedicando más de dos millones de euros en sueldos de políticos y asesores, dificultando el acceso a las ayudas sociales y malgastando los recursos públicos en poner escaleras mecánicas mientras el 16% de la población activa está en paro, lo que supone 7.600 personas, además más de un 10% de habitantes en riesgo de pobreza”.

Suscríbete a nuestro Boletín