Reportajes

//Al grito de «Palestina askatu» contra la represión israelí

Al grito de «Palestina askatu» contra la represión israelí

Concentración solidaria con el pueblo palestino para exigir a las instituciones y agentes vascas que pongan fin a su complicidad con la colonización israelí.

2021-11-29T19:32:16+00:0029 noviembre 2021|Reportajes|Sin comentarios

El pueblo palestino lleva más de 70 años resistiendo a las políticas de ocupación militar, colonización, apartheid y limpieza étnica en las que se sustenta el proyecto sionista de la creación del Estado de Israel. Desde su creación ha ido ocupando y anexionando cada vez más tierras y sometiendo a la población palestina a través de continuos ataques, represión, restricciones de movimiento, discriminación, castigos colectivos y numerosas violaciones de derechos humanos y derecho internacional.

Este régimen no se podría mantener sin la complicidad y apoyo de grandes potencias y empresas multinacionales que contribuyen material y simbólicamente con las graves violaciones a los derechos del pueblo palestino. A pesar de que en Euskal Herria siempre ha existido una cercanía y solidaridad con la lucha del pueblo palestino, también son numerosas las muestras de complicidad con la colonización sionista a nivel institucional, cultural y deportivo, o comercial, como es el caso de la empresa CAF.

CAF fue seleccionada para encargarse de la expansión de una red de tranvía que conecta Jerusalén Oeste con las colonias israelíes en el territorio palestino ocupado, particularmente en Jerusalén Este. Estas colonias son ilegales según el derecho internacional y así lo ratifican numerosas resoluciones de las Naciones Unidas, la Corte Internacional de Justicia, la Convención de Ginebra y otros organismos internacionales de derechos humanos. Además, las colonias se consideran un crimen de guerra bajo el estatuto de Roma del Tribunal Penal Internacional.

El proyecto del tranvía quebranta el derecho internacional porque fortalece el control de Israel sobre tierra palestina ocupada incluyendo Jerusalén Este. Con su participación, CAF está contribuyendo a las graves violaciones israelíes del derecho internacional y de los derechos humanos palestinos. Este caso tiene una relevancia particular para nosotras ya que el gobierno de la Comunidad Autónoma Vasca tiene acciones en CAF y debería asegurar que el dinero público, nuestro dinero, no vaya a apoyar la ocupación ilegal israelí del territorio palestino.

Este año, hemos vuelto a ver como Israel reprime con violencia protestas en la explanada de las mezquitas y ocupa lugares santos para los musulmanes. Estos hechos nos volvieron a dejar con la imagen de represión que tuvo su mayor impacto en los bombardeos masivos de gaza, donde más de 243 palestinos, entre ellos 65 niños perdieron la vida.

En 2021, Israel ha recrudecido su ofensiva en contra de las organizaciones de la sociedad civil, hemos sido testigos del injusto encarcelamiento de Juana Sánchez, trabajadora, y varios compañeros de diversas ONGs. La acusación de terrorismo a 6 organizaciones palestinas defensoras de los derechos humanos y la huelga de hambre de presos palestinos como protesta ante las detenciones administrativas, un sistema por el que Israel arresta a sospechosos sin cargos, juicio o fechas de liberación.

Ahora más que nunca es imprescindible tomar una postura clara y eficaz en solidaridad con el pueblo palestino las organizaciones de derechos humanos, y exigir a las instituciones y agentes vascas, como la empresa CAF, que pongan fin a su complicidad con la colonización israelí. Porque Palestina no está sola y porque queremos una Euskal Herria libre de complicidades con el sionismo. Ese es el lado correcto de la historia.


Herri palestinarrak 70 urte baino gehiago daramatza Israelgo Estatuaren sorrera eta sionismoari aurre egiten. Estatu hau okupazio militarraren politikan, kolonizazioan, apartheidean eta garbiketa etnikoan oinarritua dago. Israel sortu zenetik, orduan eta lur gehiago okupatzen eta anexionatzen joan da eta herri palestinarra etengabe erasotu, zapaldu, mugimendua murriztu, diskriminatu eta zigortu du, baita giza eskubideen eta nazioarteko zuzenbidearen aurkako urraketa ugari egin ere.

Potentzia handien eta enpresa multinazionalen konplizitate eta laguntzarik gabe, erregimen hori ezingo litzateke mantendu eta herri palestinarraren eskubideen urraketak ere ez lirateke posible izango. Euskal Herrian beti egon da herri palestinarraren borrokarekiko hurbiltasuna eta elkartasuna. Halere, sionismoarekin konplizitatea erakusten dutenak ere asko dira bai erakunde, kultura, kirol, edo merkataritza-mailan,  CAF enpresaren kasuan bezala.

CAF tranbia-sare baten hedapenaz arduratzeko aukeratu zuten. Sare honek Jerusalem eta Israelgo kokaguneak lotzen ditu Palestinako lurralde okupatuan. Kokagune hauek legez kanpokoak dira zuzenbidearen arabera eta hala berresten dute Nazio Batuen hainbat ebazpenek, Gorteak, Nazioarteko Justizia Batzordeak, Genevako Konbentzioak eta nazioarteko giza eskubideen aldeko erakunde batzuk ere. Gainera, kokaguneak gerra-krimentzat hartzen dira Nazioarteko Zigor Auzitegiaren Erromako Estatutuaren baitan.

 Tranbiaren proiektuak nazioarteko zuzenbidea hausten du Israelek Palestinako lur okupatuaren gaineko kontrola indartzen duelako, Ekialdeko Jerusalem barne. Bere parte-hartzearekin, CAF nazioarteko zuzenbidearen eta Palestinako giza eskubideen urraketa israeldarrei laguntzen ari da. Kasu honek garrantzi berezia du guretzat; izan ere, Euskal Autonomia Erkidegoko gobernuak akzioak ditu CAFen, eta ziurtatu beharko luke diru publikoak, gure diruak, ez duela lagunduko Israelek lurralde palestinarra legez kanpo okupatzen.

Aurten, berriz ere ikusi dugu Israelek indarkeriaz zapaltzen dituela protestak meskiten zelaigunean, eta musulmanentzako leku santuak hartzen dituela. Gertaera horiek berriro utzi gintuzten errepresio irudiarekin, zeinak eragin handiena izan baitzuen gaza-bonbardaketa masiboetan; izan ere, 243 palestinar baino gehiago hil ziren, horien artean 65 haur.

2021ean, Israelek gogortu egin du gizarte zibileko erakundeen aurkako erasoa, Juana Sánchez langilea eta hainbat GKEetako lankideak bidegabeki espetxeratu izanaren lekuko izan gara. Giza eskubideen aldeko 6 erakunde palestinarri terrorismoa leporatzea eta preso palestinarren gose-greba egitea, atxiloketa administratiboen aurrean protesta gisa. Sistema horren bidez, Israelek susmagarriak atxilotzen ditu, kargurik, epaiketarik edo askatze-datarik gabe.

Orain, inoiz baino gehiago, Herri Palestinarraren aldeko elkartasun jarrera argia eta eraginkorra hartzea ezinbestekoa da eta euskal erakunde eta eragileei, hala nola CAF enpresari, Israelen kolonizazioaren konplize izateari uzteko exijitu behar diogu. Palestina ez baitago bakarrik eta sionismoaren konplize ez den Euskal Herria nahi dugu. Hori da historioaren alde zuzena.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín