Reportajes

/, Inmigración, Laboral, Salud/Santurtzi despide a Abdou Ndack Ndiaye, vecino fallecido en accidente laboral

Santurtzi despide a Abdou Ndack Ndiaye, vecino fallecido en accidente laboral

Decenas de personas se han acercado hasta el frontón de Mamariga en Santurtzi para rendir un homenaje a Abdou, trabajador senegalés fallecido consecuencia de la precariedad laboral.

2020-10-09T20:17:14+00:009 octubre 2020|Ezkerraldea, Inmigración, Laboral, Salud|Sin comentarios

Comunicado: Abdou no ha muerto, a Abdou le ha asesinado la precariedad, las ansias de enriquecerse de una patronal letal que se ha cobrado la vida en lo que va de año de 8 trabajadores en nuestra zona. En concreto en la misma empresa en la que falleció Abdou, este mismo fin de semana ha perdido la vida otro compañero. ¡BASTA YA!

Un accidente laboral no es una casualidad, es la consecuencia de la avaricia desenfrenada de una patronal macabra que por encima, de nuestra seguridad y de nuestras vidas pone sus beneficios económicos y de unas instituciones que si consienten esta sangría son cómplices.

Es nuestro derecho volver con vida de nuestros puestos de trabajo. El empleo no puede ser una ruleta rusa y las empresas no pueden ser máquinas de matar.

Toda nuestra solidaridad para con la familia, amigos, amigas y compañeros de Abdou. No ha sido fácil lo vivido, pero ha sido un placer haber compartido este camino con vosotras y vosotros.

A Santurtzi y Senegal hoy nos une el mismo grito: justicia para Abdou y condiciones laborales dignas. Trabajamos para vivir y no para morir.

Komunikatua: Abdou ez da hil, prekarietateak hil du abdou. Urte hasieratik, aberastasun gosez dagoen patronal hilgarriak, gure eskualdean 8 lagun eraman ditu aurretik. Eta okerrena, Abdou hil zen enpresa berean asteburu honetan beste lankide batek ere bizitza galdu duela. Hilabete bakarrean bi langile. ASKI DA!

Lan-istripu bat ez da kasualitate hutsa, patronal makabro baten zikoizkeria neurrigabearen ondorioa baizik. Honek gure segurtasunaren eta gure bizitzaren gainetik onura ekonomikoak jartzen ditu eta, era berean, odoluste hau onartzen duten erakundeak konplize ere badira.

Gure eskubidea da gure lanpostuetatik bizirik itzultzea. Enplegua ezin da “errusiar erruleta” izan eta enpresak ezin dira hiltzeko makinak izan.

Elkartasun osoa abdouren familiari, lagunei eta lankideei. Ez da erraza izan bizitakoa, baina atsegina izan da bide hori zuekin partekatu izana.

Santurtzi eta Senegal oihu berak batzen gaitu gaur: justizia abdourentzat eta lan baldintza duinak. bizitzeko egiten dugu lan, ez hiltzeko.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín