Reportajes

/, Bilbao, Racismo/«Oh mira! 12 de Octubre ¡Hagamos un concierto (con apropiación cultural) y cobremos 6 euros la entrada!»

«Oh mira! 12 de Octubre ¡Hagamos un concierto (con apropiación cultural) y cobremos 6 euros la entrada!»

Colectivos antirracistas, exigieron la cancelación de un concierto de Radio Revolución que tenía previsto realizarse el 9 de octubre en Hika Ateneo-Bilbao, calificándolo de “acto racista, colonial y apropiación cultural”. Tras la protesta realizada, la organizadora retiró el evento de sus redes sociales y página web.

2020-10-08T17:33:46+00:008 octubre 2020|Apropiación cultural, Bilbao, Racismo|Sin comentarios

Varios colectivos antirracistas como la Asociación Cultural Abya Yala, el Movimiento Antiracista de Euskal Herria, entre otros, denunciaron y solicitaron la cancelación de un concierto del grupo de euskal cumbia Radio Revolución que tenía previsto realizarse este 9 de octubre en Hika Ateneo de Bilbao. Exigieron que se cancele este evento y de «toda actividad que se atreva a continuar lucrándose del genocidio y de la sangre que aún se continúan derramando en nuestros territorios debido a este sistema colonial, racista y apropiador».

Desde Hika Ateneo, han optado por retirar el concierto de todos sus canales en redes sociales y de su página web.

Estos colectivos antirracistas recuerdan por si aún no queda claro:

12 DE OCTUBRE ¡¡¡NADA, NADA, NADA QUE CELEBRAR!!

Comunicado Abya Yala: Una vez más tenemos la “obligación” de recordar y casi hacer pedagogía con lo que es o no legítimo en el “apoyo” que dan algunas personas o grupos. Esta vez resulta que se hacen actos desde el lema #12octubreNadaQueCelebrar por parte de colectivos blancos descontextualizando y vaciando de contenido algo que se ha ido trabajando desde el inicio de la colonización. Una vez más, se toman la voz de una lucha de hace 500 años bajo banderas de “solidaridad”, de “entendimiento” y de “apoyo” a las luchas ancestrales.

El problema radica en las formas como siempre. Son formas que invisibilizan, que mistifican y repetimos, vacían de contenido las luchas de los pueblos originarios y afros de Abya Yala. Esa tal “solidaridad” se hace bajo el lente de la blanquitud tomándose como una “ayuda a los hermanxs” del “otro lado del charco”. Ahí está la mirada altiva de la tal solidaridad: tienes que ayudar a lxs otrxs porque “no saben”. En realidad, como blanco, has ido allí a aprender, a tomar aire porque incluso a ti te harta tanta blanquitud desde tu propia blanquitud y tienes el privilegio de largarte a otro lado por puro placer de desconectar, de probar “otra cosa” donde está implícita una exotización de la gente y del territorio, así como una romantización de la pobreza. Tienes el privilegio de largarte a absorber conocimiento de cualquier manera (porque solo entra en la cabeza lo que te permite esa propia blanquitud). Y, repetimos, no es ayuda.

Como pueblos en resistencia, hemos sabido mantenernos 500 años bastante bien sin la ayuda blanca. Al contrario, hemos resistido siempre las arremetidas desde los países “ricos” y todos sus secuaces en nuestros propios territorios. Hemos combatido y resistido dictaduras largas y sanguinarias, hemos combatido y resistido el embiste del colonialismo y su cara moderna: la globalización con el extractivismo, el continuo genocidio a nivel epistémico, existencial y supervivencial y, en definitiva, la perpetuación de las formas de poder coloniales europeas.

Nosotrxs seguimos en pie de lucha ahora con nuevos discursos, con discursos propios desde nuestra piel. Hemos sacado a flote nuestra propia filosofía que llamamos “decolonialidad” o el proceso de “descolonización”. Estamos hablando desde nuestras propias voces. No hace falta que nadie venga a decir nada más porque en concreto en España y más aún, en el País Vasco, hay multitud de organizaciones de gente de ese “otro lado del charco” hablando y denunciando.

La ayuda de verdad viene de ahí, de nosotras mismas que hemos emigrado y que seguimos gritando por nuestrxs ancestrxs en las fauces del lobo. La ayuda vendría si acá mismo, nos apoyaran de manera verdadera y no altanera. La ayuda vendría si tomaran su RESPONSABILIDAD en serio y empezaran a poner el cuerpo aquí, en su propio territorio. Ayuda es que tomen esa RESPONSABILIDAD histórica, la trabajen con sus propias herramientas y sin apropiarse de luchas que no les corresponden. Una verdadera solidaridad serían salir a las calles a reivindicar y a denunciar a los gobiernos de España y de Euskal Herria por todo lo que hacen, sería luchar contra la ultraderecha que cada vez más se ve a pie de calle, sería luchar contra el propio racismo estructural de las instituciones vascas (desde lo más sutil a lo evidente como es la policía).

Ahora, de nuevo, otra vez hemos tenido que hacer pedagogía.


COMUNICADO DE HIKA ATENEO

Kaixo Amigas, Gracias por vuestras opiniones que estamos seguros hacéis con la cercanía y el cariño de tener espacios y luchas en común.

Esta mañana hemos eliminado la publicación para pensar y reflexionar con tranquilidad sobre los contenidos de vuestro post.

Hikaateneo es un espacio de encuentro de las diferentes izquierdas, identidades y pensamientos. Un local y proyecto abierto, plural (que no condescendiente) que pretende trabajar con otras organizaciones generando oportunidades de reflexión.

El pasado martes en el marco de las 6as Jornadas de Mujeres Desenredando Violencias tratamos el tema de los privilegios, trabajo que vamos a continuar el martes día 20.

Reconocemos que no hay una única verdad, las dificultades y sufrimientos que como personas y organizaciones encontramos en el camino además de las contradicciones que todas vivimos.

Es por ello que, por nuestro carácter plural y mixto, esperamos seguir trabajando conjuntamente en los espacios que tengamos en común además de querernos y respetarnos en las diferencias.

Por último recordaros que Hikaateneo es un espacio autogestionado en el que llevamos más de  20 años organizando actividades, charlas, conciertos, talleres,… gracias al apoyo económico de las personas militantes, Gorripidea, Txomin Barullo, etc. El equilibrio económico de estos proyectos se sostiene por la aportación militante de mucha gente y es muy complicado más si cabe en este periodo de COVID. Las personas que militamos en este tipo de proyectos sabemos que no existe el lucro y nos conformamos con pagar el trabajo de las personas empleadas y cubrir gastos.

Agur bat

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín