Reportajes

/, Euskal Herria, Pensiones/“Estamos en el mejor momento de volver a llenar las calles”

“Estamos en el mejor momento de volver a llenar las calles”

Ya camino de alcanzar los 4 años en enero del 2022, los pensionistas siguen exigiendo a las Administraciones, a los Gobiernos Autonómicos y Central que dejen de mirar para otro lado porque las pensiones no son un gasto, son un derecho.

2021-10-04T12:16:09+00:004 octubre 2021|Bilbao, Euskal Herria, Pensiones|Sin comentarios

Por Andrea Uña, Movimiento de Pensionistas Bizkaia (MPB)

Hoy justo hace 7 días que celebramos nuestra concentración con compañeras y compañeros representantes de la Coordinadora por la Defensa del Sistema Público de Pensiones-COESPE. Fue una concentración, hermanada, potente, muy reivindicativa y vistosa. Habían llegado unos el día anterior, y otras y otros el mismo lunes para acudir a la concentración, hacer una rueda de prensa conjunta para explicar el viaje que luego a la tarde y en dos autobuses partirían hacia Bruselas para llevar al Parlamento Europeo nuestras reivindicaciones.

Antes de salir compartimos una fraternal comida y la ilusión de compartir un viaje, duro, pero con las mochilas llenas de propuestas y reivindicaciones para hacernos ver y oír. Se notaba la ilusión y los nervios pero sobre todo las ganas de hacer el viaje juntas y juntos, para mostrar más fuerza, más unión y entre todas y todos, ganar la batalla de la DIGNIDAD Y LA DEFENSA DEL SISTEMA PUBLICO DE PENSIONES. Se han ido encantados y agradecidos por el acogimiento y se lleva las ganas de seguir luchando conjuntamente.

El viernes día 1 se celebró el día Internacional de las personas mayores, y este año es el 4 año que hemos hecho manifestación conjuntamente el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria con las asociaciones de usuarios y usuarias de las residencias de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, también nos acompañaron diferentes pueblos de Bizkaia para denunciar el empeoramiento de las condiciones de vida de las personas mayores y sobre todo las deficiencias en las residencias tanto públicas, privadas, concertadas, Centros de Día o cuidados a domicilio. Este año con el lema “LOS DERECHOS NO CADUCAN CON LA EDAD» denunciamos también la gestión que desde el inicio de la actual pandemia han convertido a las residencias en centros de aislamiento, donde se han vulnerado y se siguen vulnerando sus derechos como personas.

Nos preocupa también la situación de las personas mayores más frágiles, con pensiones de miseria ínfimas, que viven en soledad, silencio y abandono siendo ciudadanas y ciudadanos de pleno derecho pero no pueden decidir cómo vivir, como ser cuidados y pasan a ser personas invisibles y abandonadas dentro de sus propios domicilios.

Hace unos días, leíamos que 22.710 personas vascas viven en riesgo de pobreza, y que es el doble que en el año 2016 y de estas personas las cifras se disparan en cuanto a mujeres de 58-72 a 15.276 y de las 112.531 personas que viven solas, el 75% son pobres y tienen rostro de mujer y de mujeres viudas. (En Euskadi a 284.126 mujeres mayores de 65 que es el 57.5% del total de este sector de la población).

Se considera vivir en el umbral de la pobreza cuando se cobra por debajo de 817 euros mujeres toda la vida trabajando y hombres también, y todavía tenemos que escuchar que somos unos egoístas porque solicitamos una pensión pública mínima de dignidad de 1080 euros  y unos salarios mínimos de 1200 euros.

Por todo esto y mucho más, seguimos en las calles, ya camino de 4 años en enero del 2022 y seguiremos exigiendo a las Administraciones, a los Gobiernos Autonómicos y Central que dejen de mirar para otro lado que las pensiones no son un gasto, son derechos, y los derechos se ejercen y exigimos pensiones, públicas, dignas, justas y suficientes y si quieren pueden.

El viernes 1 recordamos a las miles de personas fallecidas por COVID, solos y de pena en las residencias. También nos acordamos de sus familiares por la tristeza y el dolor que han sentido por no poder despedirse de muchos de ellos.

Estamos en el mejor momento de volver a llenar las calles y parar las reformas y los recortes, que se empeñan y siguen erre que erre con ellos.

La lucha en la calle y la unidad de acción es el único camino.

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín