Reportajes

/, Barakaldo, Ezkerraldea, Feminismo, Igualdad/“Consideramos que la abolición es la única manera de acabar con el patriarcado”

“Consideramos que la abolición es la única manera de acabar con el patriarcado”

El Movimiento Abolicionista de Euskal Herria, ha realizado una acción en la calle Elcano de Barakaldo para exigir una Ley Abolicionista del sistema prostitucional.

Fotos: Laura Fontalba

Comunicado: Somos el Movimiento Abolicionista de Euskal Herria y hoy estamos aquí, en Barakaldo, donde las vecinas y vecinos de este pueblo han sido testigos directos de la desarticulación de varias redes de explotación sexual en los últimos meses. Vecina, vecino, el problema no ha desaparecido. Vives cerca de un campo de concentración de mujeres. Uno de los 1.500 que existen junto a miles de pisos que también funcionan como zulos de explotación sexual de alrededor de 100 mil mujeres y niñas en el Estado español.

¿Cuántos de vosotros vosotras conocéis cómo funciona el sistema prostitucional?

La prostitución es una forma extrema de violencia sexual que padecen las mujeres, una violencia corporativa que sostiene el privilegio de los hombres de violar a mujeres por un precio que es accesible a varones de todas las edades y clases sociales. Esta fotografía te la puedes encontrar en casi todos los países del mundo. La explotación sexual y económica de mujeres, niñas y niños no solo es una violación grave de los derechos humanos, sino también una de las formas más lucrativas de delincuencia global organizada. El mercado de la trata de seres humanos genera 150 mil millones de euros anuales en el mundo. El 66% de estas ganancias criminales provienen del mercado de la prostitución. Trata y prostitución son las caras de una misma barbarie, el sistema prostitucional. Y por tanto prostitución y trata son inseparables. Hoy venimos a denunciar que los puteros -mal llamados clientes- son los principales responsables de esta forma de esclavitud del siglo XXI porque el cien por cien de las ganancias obtenidas en el sistema prostitucional proviene de la demanda masculina. España ocupa el primer puesto en consumo de prostitución de Europa y el tercero en el mundo, lo que afecta directamente a Hego Euskal Herria dado que se encuentra bajo la misma legislación y la misma red territorial en la que opera la industria sexual y el lobby proxeneta. Nos estamos convirtiendo, además, en un paraíso sexual incluso en la prostitución de menores. Según los informes de Naciones Unidas un 39% de los varones en el Estado Español ha consumido prostitución. Estamos rodeadas de puteros: son nuestros amigos, compañeros de trabajo, padres, hijos, nuestras parejas…

Desde el Euskal Herriko Mugimendu Abolizionista consideramos que la abolición es la única manera de acabar con el patriarcado y alcanzar una sociedad igualitaria, puesto que no se puede permitir que el mercado legitime el dominio y control que el patriarcado ejerce sobre los cuerpos de las mujeres. Y porque lejos de tratarse de elecciones individuales, es la desigualdad estructural tanto de género como económica lo que provoca que muchas mujeres acaben siendo prostituidas. De esta manera, considerar la prostitución como un trabajo y legislarla como tal, perjudica a TODAS las mujeres ya que el Estado envía el mensaje a los hombres de que comprar y tratar a las mujeres como se nos trata en la prostitución es correcto. Legitima la compra de nuestros cuerpos, nos expone a mayor violencia sexual, imposibilita la igualdad en nuestras relaciones afectivas y sexuales y expone a nuestras jóvenes a ser captadas por las redes mafiosas para introducirlas en el infierno de la prostitución para beneficio de puteros y proxenetas. Considerar la prostitución como trabajo implica una negación absoluta de la violencia y de la vulneración de los derechos humanos más básicos. Legitimarla es irresponsable y peligroso puesto que la consecuencia inmediata es un aumento de la demanda de prostitución y con ello la trata de mujeres y niñas para abastecerla, haciendo a los proxenetas y sus mafias más ricas, poderosas e influyentes de lo que ya son.  Por tanto, el hecho de considerar la prostitución como un trabajo y dar supuestamente “derechos laborales” a las prostituidas beneficia, únicamente a puteros y a proxenetas ya que, como ha quedado demostrado en los países que la han legalizado, incrementa la trata y empeora las condiciones de las prostituidas.

Por ello, exigimos la aprobación exigimos una Ley Abolicionista del sistema prostitucional en línea con otros países como Suecia, Noruega, Islandia, República de Irlanda del Norte y Francia. La ley deberá incluir:

– Medidas de protección y amparo integrales de las víctimas y supervivientes de la prostitución.

– Criminalización de todas las formas de proxenetismo.

– Penalización al demandante de prostitución por la compra de acto sexual.

– Reconocimiento de mujeres prostitutas asesinadas como víctimas oficiales de VG.

– Implementación de programas y alternativas laborales de salida de la prostitución.

– Educación afectivo-sexual feminista en todas las etapas y niveles educativos con control en el acceso al consumo de pornografía.

– Campañas públicas de prevención y desincentivación del consumo de prostitución.

Estamos orgullosas de estar hoy aquí querido vecino, vecina. No mires para otro lado. Saquemos de la normalidad a esta forma de violencia contra las mujeres. Hoy venimos a decir que ninguna mujer nace para puta.

Por último, hacemos un llamamiento al Movimiento Feminista. Llevemos este discurso y estas demandas a escuelas, universidades, trabajos, casas… Multipliquemos las aliadas y aliados allí donde vayamos.

Hoy y siempre: ¡Viva la lucha feminista! ¡Gora borroka feminista!

Deja tu comentario

Suscríbete a nuestro Boletín