Reportajes

/, Bilbao, LAB, Laboral, Sindicalismo/“El momento pide otra Huelga General y LAB está dispuesta a buscar consensos en ese camino”

“El momento pide otra Huelga General y LAB está dispuesta a buscar consensos en ese camino”

LAB ha realizado 34 movilizaciones hoy a lo largo y ancho de Euskal Herria con el lema "Por un cambio de rumbo. Cuidados, trabajo, vida, pueblo".

2021-05-01T11:45:04+00:001 mayo 2021|1 Mayo, Bilbao, LAB, Laboral, Sindicalismo|Comentarios desactivados en “El momento pide otra Huelga General y LAB está dispuesta a buscar consensos en ese camino”

Hoy es un día de reivindicación y movilización importante para las y los trabajadores. El Gobierno del PNV ha intentado vulnerar el derecho de manifestación, ya lo hicieron antes el 8 de marzo, pero, por encima de esas decisiones, estamos aquí, hemos salido a la calle miles y miles de trabajadoras y trabajadores. Gora langileon borroka! Gora borroka feminista!

Del mismo modo, queremos mandar un abrazo rojo revolucionario a las y los presos políticos vascos que no pueden estar aquí pero que siempre están con nosotras y nosotros. Euskal presoak, etxera! Euskal presoak, kalera!

La pandemia se está haciendo larga y está resultando sindémica para las y los trabajadores. No solo ha deparado una crisis sanitaria, también ha acentuado la crisis económica y social. Hace un año, en pleno confinamiento a medida del capital, nos llamaron a la colaboración y nosotras y nosotros optamos por luchar por el cambio. Recién dejada atrás la Huelga General, aunque la primavera roja estuvo totalmente condicionada por la pandemia, observamos rápidamente la necesidad de un nuevo periodo de movilizaciones.

La patronal ha leído muy bien cuál es la apuesta de LAB. En Iruñea se han producido detenciones para castigar la actividad sindical de contrapoder de LAB y especialmente la lucha sindical feminista. Ha sido un nuevo paso en el intento de criminalizar nuestra lucha, nos han enviado un mensaje claro, y desde aquí hoy nuestra respuesta: no nos van a desviar de nuestro camino. Todo nuestro apoyo, reconocimiento y cariño a quienes han sido detenidas. Nuestros aplausos más fervientes para todas y todos los que están sufriendo la represión y la actitud violenta de la policía por la lucha sindical y social, sea por defender el empleo o denunciar la grave situación de la hostelería… ¡No nos detendrán!

Bajo el capitalismo, las y los trabajadoras no vivimos en democracia. La patronal está envalentonada, se muestra arrogante, porque se siente impune, los aparatos del Estado están a su servicio, el legislativo, el judicial y el policial. Todo al servicio de la patronal.

En lo que va de año ya han muerto 18 trabajadoras y trabajadores en accidentes laborales y otros muchos por enfermedades profesionales que no se registran. Joaquín Beltrán sigue desaparecido en el vertedero de Zaldibar. La precariedad y la falta de medidas de prevención está matando a trabajadoras y trabajadores. Esto es violencia patronal y aquí no pasa nada. Quienes apuestan por el capitalismo dejan impunes estos delitos y reprimen la protesta sindical y social.                                

El capitalismo aprovecha cada crisis para reorganizarse y fortalecerse. Está crisis no es una excepción. Los Fondos Europeos ya han marcado el campo de juego, una recuperación económica a medida de los capitales transnacionales.

En la crisis anterior se rescataron los bancos y nos impusieron políticas de austeridad. Ahora se financia con dinero público el cambio de modelo productivo que necesita el capitalismo. No se apuesta por una reforma fiscal de calado, lo que es igual a más recortes; recortes en forma de reformas en las relaciones laborales o en las pensiones o recortes en forma de no apuesta para reforzar los servicios públicos.

En Euskal Herria, estamos luchando por esa transición en los centros de trabajo y en la calle:

-Trabajadoras y trabajadores de la educación y de la sanidad nos hemos movilizado, junto a la ciudadanía, para fortalecer los servicios públicos. El sistema sanitario público está al borde del colapso y nuestra gente está asfixiada, vacía, agotada. Retrasar las intervenciones quirúrgicas no es la solución. Si no aumentamos las inversiones, no hay nada que hacer. 

Necesitamos mejores servicios públicos, y no hay servicios públicos de calidad si no se crea más empleo y se estabiliza el que hay.

Abundan las luchas por defender y dignificar el empleo. Estamos creando un muro social en defensa del empleo en los centros de trabajo y en los eskualdes. Para la patronal es muy fácil destruir empleo apoyándose en las reformas laborales. Entonces, ¿a quién corresponde garantizar el empleo y la prestación mínima? A los gobiernos. ¿Y qué hacen? Nada al respecto. Cubrir las espaldas a la patronal y mandar a la policía para que actúe contra las personas que están defendiendo el empleo, nada más que eso.

Pero las y los trabajadores de numerosas empresas han enviado un mensaje claro a la patronal: Confebask, ¡no lo vais a conseguir! Hoy queremos hacer una mención especial a las y los trabajadores de Tubacex que están a punto de llegar a los 100 días de huelga indefinida.

Mención especial también a vosotras, a todas las mujeres de sectores feminizados que estáis luchando y visibilizando vuestra situación y vuestra lucha: en limpieza, comedores, alimentación, servicios sociales… ¡estamos con vosotras! Sois esenciales, sois imprescindibles. Ya es hora de reconocer el valor de vuestro trabajo y dignificar los salarios y las condiciones de trabajo.

También mandamos un mensaje a las y los jóvenes. Os han dibujado un futuro oscuro y quieren condenaros a vivir en la más cruda precariedad. La organización y la lucha son el camino para conseguir unas condiciones de trabajo y de vida dignas. Sigamos juntas y juntos en el camino, luchando por vencer a la precariedad y hacernos dueños de nuestros derechos.

Gracias al movimiento feminista se ha puesto de manifiesto la importancia de las labores de cuidados. La reflexión y el debate sobre el modelo está abierto. Todas las labores de cuidados deben ser reconocidas y reorganizadas, las condiciones salariales y laborales de las mujeres que trabajan en el ámbito de los cuidados deben ser dignificadas y debe constituirse un sistema de cuidados público comunitario.

Este sistema no se sostiene sin el trabajo de las mujeres. Un trabajo silenciado y mal pagado, y no estamos dispuestas a seguir así. Nos estamos empoderando, nos estamos organizando y no asumimos el papel que nos quieren asignar. No lo vamos a aceptar.

– Pensionistas: tres largos años movilizándose semanalmente en la calle. ¡Sois un ejemplo! Nos corresponde a toda la clase trabajadora agarrarnos a la bandera a favor de pensiones dignas. No necesitamos alargar más la edad de jubilación, sino adelantarlo, ni queremos complementar el sistema público de pensiones con planes privados de pensiones. Queremos fortalecer el sistema público. Necesitamos salarios dignos para tener pensiones dignas en el futuro. Ya es hora de establecer una pensión mínima de 1.080 euros y acabar con la brecha de pensiones. Tenemos motivos de sobra para movilizarnos. ¡El 29 de mayo nos vemos en la calle!

Ahora nos toca seguir apoyando todas las luchas sindicales y sociales a favor de un cambio de rumbo. ¿Y qué pide el momento? Ha llegado el momento de poner nuevos hitos, con  más huelgas y movilizaciones y buscando esa confluencia entre las diferentes luchas. El momento pide otra Huelga General y LAB está dispuesta a empezar a generar consensos para la siguiente Huelga General, a empezar a hablar y buscar consensos en ese camino.

Construir una alternativa al capitalismo es un reto mundial, pero queda claro que esa alternativa tenemos que iniciarla como país, impulsando procesos de soberanía popular. El cambio se debe impulsar desde el liderazgo del soberanismo de izquierda y de las y los trabajadores, de lo contrario no se dará.

Transición ecosocialista y feminista. Esa es la alternativa. Y nuestras propuestas las hemos recogido en el Programa Socioeconómico: tenemos la determinación de luchar por el Código Laboral de Euskal Herria y por una ley propia de Seguridad Social.

La nuestra es una propuesta transformadora y la estamos compartiendo con diferentes agentes sindicales, sociales y políticos. Buscando sinergias, aglutinando fuerzas, articulando luchas. A nivel político institucional, en los centros de trabajo y en la calle.

Euskal Herria, lo ha demostrado, es un pueblo luchador. Y la lucha merece la pena. Seguiremos promoviendo luchas sindicales y sociales en defensa del empleo, los servicios públicos, el sistema público de cuidados comunitario y las pensiones. No estamos dispuestas a amedrentarnos, no estamos dispuestas a ceder, tenemos fuerza para luchar.

Por LAB Sindikatua

Suscríbete a nuestro Boletín