Reportajes

/, Asamblea, Bilbao, Racismo/Asamblea Antirracista de Bilbao denuncia la violencia supremacista blanca contra las vidas racializadas

Asamblea Antirracista de Bilbao denuncia la violencia supremacista blanca contra las vidas racializadas

Se han concentrado en la Plaza Corazón de María del barrio de San Francisco en memoria de Younes, los últimos ataques racistas en Murcia contra 2 marroquíes y una mujer ecuatoriana.

2021-07-01T19:53:52+00:001 julio 2021|Antirracista, Asamblea, Bilbao, Racismo|Comentarios desactivados en Asamblea Antirracista de Bilbao denuncia la violencia supremacista blanca contra las vidas racializadas

Por Asamblea Antirracista de Bilbao

Nos concentramos hoy en contra del racismo estructural, en memoria de nuestres hermanes violentades, porque las vidas moras y las vidas musulmanas, importan. Cuando decimos que el racismo institucional(izado) asesina, nos referimos precisamente a esto: nuestras vidas, las vidas de los cuerpos negros, moros, gitanos y sudakas se encuentran en continuo peligro en este Estado.

El pasado 13 de junio, Younes Bilal fue asesinado por motivos racistas, porque desde la supremacía blanca su cuerpo fue considerado parte de la otredad, porque era un cuerpo moro, completamente deshumanizado. Tres disparos acabaron con su vida al grito de «¡moro de mierda!». 8 días antes el 5 de junio, Momoun Koutaibi de 22 años, fue golpeado dos veces por la espalda con una barra de hierro en la cabeza que le rompió el cráneo. Fue operado con urgencia y actualmente sigue en estado de coma.

Ante esto no ha saltado una alarma social, no se ha activado ningún dispositivo antiterrorista contra la supremacía blanca, nos preguntamos cómo habría sido de suceder al contrario. Esta violencia institucional de abandono y desamparo hacia nuestros cuerpos solo ha generado más agresiones. El martes, 22 de junio otro hombre marroquí de 40 años fue apuñalado de madrugada en Cartagena encontrándose hospitalizado actualmente. El 16 de junio, fue encontrado el cuerpo sin vida de Wafaa Sebbah, desaparecida en Valencia desde noviembre de 2019, fue asesinada por un hombre blanco que la acosaba sexualmente al que ella rechazó y denunció en reiteradas ocasiones. Desde la Asamblea Antirracista de Bilbao, mandamos fuertes abrazos a familiares y personas queridas de las víctimas de este racismo asesino.

Nosotras, las cuerpas no blancas, que nunca nos hemos sentido seguras en este territorio, hoy sentimos más rabia y miedo que nunca por la violencia que recibimos. Denunciamos estás agresiones y asesinatos racistas y patriarcales, que no son casos aislados sino que responden a toda una dinámica histórica de violencia y deshumanización, que se sigue alimentando a día de hoy con la normalización de discursos racistas promovidos por la extrema derecha, y por el discurso utilitarista que hace la izquierda blanca de nuestras cuerpas. Una violencia y deshumanización que son consecuencia de la complicidad de una sociedad que calla y en el mejor de los casos, minimiza el racismo.

Las instituciones y les ciudadanes de este Estado deben hacer justicia por Younes, por Momoun, por Wafaa y por tantas otras personas víctimas del racismo estructural e institucionalizado. Como son Younes Slimani, asesinado por un Guardia Civil en 2016, que argumentó que creía que Slimani era un peligroso terrorista que iba a cometer un atentado. Queremos justicia por Ilias Tahiri, un niño asfixiado por la seguridad privada de un centro de menores en Almería. Tenían que protegerlo y lo asesinaron. Conocemos la muerte de Ilias gracias a unas grabaciones facilitadas por un extrabajador de aquel centro, quien se ve frente a dos años de prisión por hacerlas (las grabaciones) públicas. Queremos justicia para Marouane Aboubaida, un joven muerto en condiciones aún sin esclarecer en el CIE de Zapadores de Valencia. Queremos justicia para Bouderbala, un joven lleno de sueños muerto en el CIE de Archidona en circunstancias sin esclarecer. Exigimos justicia para las jornaleras marroquíes de Huelva, abusadas sexualmente y laboralmente en los campos agrícolas españoles con la complicidad de unas administraciones que deportan a aquellas que se atreven a denunciarlo, en lugar de protegerlas. Queremos justicia para la infancia migrante, deshumanizados bajo las siglas (MENAS) y que son niñes que necesitan ser cuidades, y preparades para enfrentar una sociedad racista y no desamparades y viendo abandonados, archivados u obstaculizados sus trámites burocráticos.

Europa debe hacerse cargo de sus necropolíticas que asesinan todos los años a miles de personas en el Mediterráneo. Justicia para Mame, para Eleazar, para Manuel, para Samba, para Aramis, para ldrissa, para los hermanos muertos a disparos en la playa del Tarajal. Dejen de explotar los recursos materiales y humanos de nuestros países de origen, expolio que nos expulsa y nos obliga a migrar. Dejen de considerarnos hijos/as de inmigrantes por el resto de nuestras vidas, no nos vamos a ir de aquí porque no nos han dejado sitio al que volver exportando sus guerras y sus masacres a nuestros territorios. Empiecen a asumir que ni el Estado español y Euskal Herria son blancos, sino una suma de pueblos con diferentes orígenes, costumbres y credos.

Organícense contra sus gobiernos, cierren los CIEs, paren las redadas policiales diarias, la explotación laboral y sexual, la segregación y la criminalización del alumnado de origen inmigrante en las aulas. Pongan fin a la discriminación laboral y en el acceso a la vivienda, en los servicios sociales, en nuestra comunidad de vecines. Que los medios de comunicación dejen de culpabilizarnos por los atentados de los que también somos víctimas. Organícense contra sus necropolíticas y dejen de preguntar qué pueden hacer para ser activamente antirracistas.

La Asamblea Antirracista de Bilbao, es un espacio para personas migrantes y/o racializadas no blancas que se está reuniendo todos los viernes a las 19:00 horas en la Hegoetxea, calle Medina de Pomar, 9 de Irala en Bilbao.

Gaur arrazismo estrukturalaren aurka bildu gara, gure neba-arreba bortxatuen oroimenean, bizitza marokoarrak eta musulmanak garrantzitsuak direlako. Arrazismo instituzional(izatua)k hil egiten duela esaten dugunean, horri buruz ari gara, hain zuzen ere: gure bizitzak, gorputz beltzen, marokoarren, ijitoen eta sudaken bizitzak arriskuan daudela etengabe Estatu honetan.

Ekainaren 13an, arrazoi arrazistengatik hil zuten Younes Bilal; izan ere, nagusitasun zuritik, haren gorputza bestetasunaren zatitzat hartu zuten, marokoarra zelako, erabat gizatasunik gabea. Hiru tirok hil zuten, «moro de mierda!» oihu artean. Ekainaren 5a baino 8 egun lehenago, 22 urteko Momoun Koutaibi burnizko barra batekin bi aldiz jo zuten bizkarrean, burezurra hausteraino. Berehala operatu zuten eta gaur egun koma-egoeran jarraitzen du.

Horren aurrean ez da alarma sozialik piztu, ez da terrorismoaren aurkako gailurik aktibatu nagusitasun zuriaren aurka; alderantziz izango balitz ze gertatuko ote litzatekeen galdetzen diogu geure buruari. Gure gorputzak babesik gabe uzteko indarkeria instituzional horrek eraso gehiago baino ez ditu eragin. Asteartean, ekainaren 22an, 40 urteko beste gizon marokoar bat sastakatu zuten goizaldean Cartagenan, eta gaur egun ospitalean dago. Ekainaren 16an, Wafaa Sebbahen gorpua aurkitu zuten. Valentzian desagertu zen 2019ko azaroan, eta gizon zuri batek hil zuen. Gizon zuri horrek sexualki jazartzen zuen, eta emakumeak baztertu eta behin eta berriz salatu zuen. Bilboko asanblada antiarrazistatik besarkada handiak bidaltzen dizkiegu arrazakeri hiltzaile honen biktimen senitarteko eta pertsona maiteei.

Gu, gorputz (kuerpa) ez-zuriok; inoiz ez gara seguru sentitu lurralde honetan, gaur inoiz baino amorru eta beldur handiagoa sentitzen dugu jasotzen dugun indarkeriagatik.

Eraso eta erailketa arrazista eta patriarkalak salatzen ditugu. Ez dira kasu bakanak, indarkeria eta gizatasunik gabeko dinamika historiko osoari erantzuten diote baizik. Gaur egun, oraindik ere, eskuin muturrak sustatutako diskurtso arrazistak normalizatzen ari dira, eta ezker zuriak gure gorputzen diskurtso utilitarista egiten du. lndarkeria eta gizatasunik eza, gizarte baten konplizitatearen ondorio direnak eta kasurik onenean, arrazismoa minimizatzen dutenak.

Estatu honetako erakundeek eta herritarrek justizia egin behar dute Younesen, Momounen, Wafaaren eta arrazismo estruktural eta instituzionalizatuaren biktima diren beste hainbat pertsonaren alde. Younes Slimani, Guardia Zibilak 2016. urtean hil zuen. Guardia Zibil honek argudiatu zuen Slimani atentatu bat egitera zihoan terrorista arriskutsu bat zeta uste zuela. Justizia nahi dugu Ilias Tahiriren alde, Almeriako adingabeen zentro bateko segurtasun pribatuak itota dagoen mutikoaren alde. Babestu egin behar zuten eta hil egin zuten. Iliasen heriotza ezagutzen dugu, zentro hartako langile ohi batek emandako grabazio batzuei esker. Langile horrek bi urteko kartzela-zigorra du grabazioengatik. Justizia nahi dugu Marouane Aboubaidarentzat, Zapadores de Valenciako Atzerritarren Barneratze Zentroan hilda agertu zen gazte bat, eta gaur egun ez dakigu zergatik. Justizia nahi dugu Bouderbalarentzat, ametsez betetako gaztea, Archidonako Atzerritarren Barneratze Zentroan hil baita, argitu gabeko egoeretan. Justizia eskatzen dugul Huelvako marokoko jornalarientzako, Espainiako nekazaritza-eremuetan sexualki eta lanez abusatuta daudenei, egoera salatzen ausartu direnak, arrazakeriaren konplize diren administrazioen babesa jaso beharrean, deportatu egiten dituzte. Justizia nahi dugu haur migratzaileentzat, siglekin (MENAS) gizatasunik gabe uzten baitira. Zaindu beharreko haurrak dira, eta gizarte arrazista bati aurre egiteko prestatuta egon behar dute, baina sistemak etengabe babesik gabe uzten ditu, eta abandonatuta bizi dira, izapide burokratikoak oztopatuta.

Europak bere gain hartu behar ditu Mediterraneoan urtero milaka pertsona hiltzen dituzten nekropolitikak. Justizia: Mame, Eleazar, Manuel, Samba, Aramis, ldrissa, Tarajaleko hondartzan tiroz hildako neba-arrebak. Utz iezaiozue gure jatorrizko herrialdeetako baliabide materialak eta giza baliabideak ustiatzeari; horrek kanporatu egiten gaitu eta migratzera behartzen gaitu. Utz ezazue gu migranteen seme-alabatzat hartzeari; ez diguzuelako utzi itzultzeko tokirik, zuen gerrak eta sarraskiak gure lurraldeetara esportatu dituzuelako. Has zaitezte onartzen Espainiako estatua eta Euskal Herria ez direla zuriak, jatorri, ohitura eta sineste desberdinak dituzten herrien batura baizik.

Antolatu zuen gobernuen aurka, itxi Atzerritarren Barneratze Zentroak, gelditu eguneroko polizia-sarekadak, lan- eta sexu-esplotazioa, ikasle migratzaileen diskriminazioa eta kriminalizazioa ikasgeletan. Gizarte-zerbitzuetan eta gure bizilagun-komunitateetan lan eta etxebizitza sarbidean diskriminatzeari utzi. Komunikabideek gu ere biktima garen atentatuen erruduntzat jotzeari utz gaitzatela. Antolatu haien nekropolitiken aurka, eta ez galdetu zer egin dezakezuen antairrazistak izateko.

Suscríbete a nuestro Boletín