Reportajes

/, Lesbianas/Ser lesbiana es una acción directa de rebeldía contra el heteropatriarcado

Ser lesbiana es una acción directa de rebeldía contra el heteropatriarcado

Hoy 26 de abril, día de la visibilidad lésbica, Bilbo Feminista Saretzen reivindica el lesbofeminismo como posición política frente a la hegemonía masculina que domina los territorios corporales.

2022-04-26T19:31:14+00:0026 abril 2022|Bilbao, Lesbianas|Comentarios desactivados en Ser lesbiana es una acción directa de rebeldía contra el heteropatriarcado

Por Bilbo Feminista Saretzen

Gaur, apirilaren 26an, ikusgarritasun lesbikoaren egunean, lesbofeminismoa aldarrikatzen dugu, jarrera politiko gisa, gure gorputz-lurraldeak menderatzen dituen hegemonia maskulinoaren aurrean; kapitalismoa, arrazismoa eta beste hainbat menderatze-egitura bermatzen dituena, eremu pribatuaren baitan zein kanpoan.

Cuando una mujer escucha las palabras “machorra”, “tortillera”, “mari-mutil” siendo lanzadas, como insulto, en su dirección, sabe que está en riesgo, sabe que ha cruzado la frontera de lo que el heteropatriarcado define como su papel sexual y social. Especialmente si rompe con los cánones atribuidos a la feminidad.

No podemos dejar de utilizar el 26 de abril, día de visibilidad lésbica, para señalar que, en una sociedad que quiere auto-convencerse de que las lesbianas son una más y que todas disfrutamos de los mismos derechos, sólo lo somos si reproducimos un determinado canon estético, sexual y un determinado modelo de familia. Es decir, si nuestro lesbianismo no pone el género, el amor romántico y la familia nuclear en cuestión, somos asimiladas por el sistema capitalista, racista y heteropatriarcal.

Gure egunerokoan, lesbiana guztiok topatzen ditugu aurrera egiteko oztopoak: gure errealitateak ez dira kontuan hartzen osasun publikoan, hezkuntza-sistemetan, zaintza-politiketan, aisialdi-eskaintzetan… Esparru askotan baztertuak izaten jarraitzen dugu, baina, gainera, gure lesbianismoa bizitzeko dugun moduaren arabera, bortizki erasotuak eta are ikuseziduagoak gara.

Por eso queremos utilizar este día para visibilizar especialmente alas butches y mari-mutilak que, en su mayoría, se sitúan en la precariedad y son objeto de múltiples violencias: por ser mujer, por ser lesbiana y por rechazar los espacios de asimilación heterosexual posibilitados por la feminidad. Masculinidad y feminidad que, más allá de estereotipos, representan estructuras de poder que, como lesbofeministas, hoy os invitamos a reflexionar.

Latitude hauetan, ikusgarritasun lesbikoa ziurtatuta dagoenaren inguruan asko hitz egiten da. Baina, nortzuk dira ezagutzen ditugun lesbiana ikusgarriak? Nolakoak dira lan baldintza duindun lanak lortzen dituzten bollerak? Bere lesbianismoaren zer nolako erabilera politikoa egiten dute espazio publikoetan? Gure erreferente lesbianek, abeslari famatu, irakasle edo ordezkari politikoek, ikusgarritasun segurua lortuko lukete haien luma armairutik aterako balute?

Horregatik ospatzen dugu gaur, lumaren existentzia, heteroarauaren aurkako salaketa korporatifikatuaren estrategia lesbianista boteretsu gisa. Erregimen heterosexualak bere baitan gatibu nahi gaitu baita emakumeen artean modu sexu-afektiboan erlazionatzen garenean ere. Horregatik baliatuko dugu luma, harrotasun eta ikusgarritasunerako.

Hoy recordamos cómo muchas mujeres mayores lesbianas han vivido sus existencias desde el silencio por vergüenza o miedo a una sociedad profundamente lesbófoba. El impacto negativo sobre sus vidas ha sido durísimo: sufrimiento, soledad y ausencia total de derechos. Y aquellas que decidieron hacerse visibles, durante el franquismo, sufrieron internamientos en centros psiquiátricos, los llamados “tratamientos de reconversión” y humillaciones públicas por ser unas desviadas y consideradas enfermas. Un borrado lesbocida que intenta hacer desaparecer de la historia a las lesbianas.

Beraz, antzinatik, lubaki honetan heteropatriarkatuaren aurka borrokatu ziren lesbiana, butch eta mari-mutil guztien oroimena ospatzen dugu gaur. Beren bizitzekin gaur hemen egotea ahalbidetu zigutenen alde, gure ikusgarritasuna ospatzen eta oihukatzen, guztiok aske izan arte.

Reivindicamos los cuerpos lesbianos como este territorio vital que fue invadido y que, a través del lesbofeminismo es defendido, recuperado, cuidado y sanado. Celebramos la fuga del régimen heterosexual que, las que estamos hoy aquí, construimos cotidianamente en las calles, en los centros de trabajo y en nuestras camas.

Lesbianak beti izan gara mugimendu feministaren parte eta aktibista lesbofeministok bestelako logika sozialak aldarrikatzen ditugu, solidarioagoak, amankomunagoak eta eredu maskulino-harrapatzailean oinarrituko ez direnak. Ez gara lesbiana jaio. Bollera izatea ausardiazko keinua da, egunero aukeratzen duguna, eta berau erakusteko eta berresteko harrotasuna dugu. Izan ere, gutako edozein izan daiteke bollera!

Bizi dugun garaian ematen ari den zentzu historiko eta politikoaren distortsioan, lesbofeminismoaren esanahi erradikala gogoratzen dugu: kontzientzia hartzeko ekintza bat da: Sistema maskulinoarekiko kritikoa den eta gure arteko loturak berreskuratzen dituen bizimodu baten oinarri etikoa. Emakumeak gorroto dituen mundu batean emakumeak maitatzea eta lehenestea da.

Ser lesbiana es una acción directa de rebeldía contra el heteropatriarcado. Es, sobre todo, una idea a ser compartida con todas las mujeres. Por ello, el sábado 30 a las 12h tenemos una cita para compartir una parte de nuestra genealogía lésbica mientras caminamos por sitios fundamentales para la reivindicación, sanación, socialización, construcción política y ligoteo de las lesbianas de Bilbo. Llegaremos a las 13h30 en la Plaza de Bilbao La Vieja con un Vermú Bollo Tropikal, mucha cumbia, bailoteo y lo que surja. El lesbofeminismo es la revolución concreta y la posibilidad de la utopía. Las lesbianas fuimos, estamos y seguiremos. Gora iraultza lesbofeminista! Gora borroka feminista!

Suscríbete a nuestro Boletín